Albaricoques para combatir la anemia

Foto: Juan Antonio Capó

La temporada del albaricoque es entre mayo y septiembre.
Es una fruta que contiene pocos hidratos de carbono y mucha agua, así que su aporte energético es bajo a comparación de otras frutas.
Debido a que tiene una gran cantidad de fibra, su consumo ayuda a combatir el estreñimiento, sobretodo los albaricoques secos (orejones).


Es rico en Hierro y magnesio, por lo que es muy beneficioso durante el embarazo y para personas con tendencia a padecer anemia.
Posee propiedades antioxidantes debido a su alto contenido de beta-caroteno. El beta-caroteno se transforma en vitamina A en nuestro organismo según lo necesite. La vitamina A es esencial para la piel, el cabello, la vista, las mucosas, los huesos y para el correcto funcionamiento del sistema inmunológico.

También contiene vitamina C, E y del grupo B, por lo que es interesante en casos de estrés, cansancio y decaimiento.
Además contribuye en la prevención de enfermedades cardiovasculares, degenerativas y de cáncer.

Deben de comerse muy maduros, pues de lo contrario resultan indigestos.
Para saber si están maduros hay que fijarse en que contengan aroma y un color naranja intenso.

Facebooktwittergoogle_pluspinteresttumblrmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *