El miso, capaz de eliminar sustancias radioactivas de nuestro cuerpo.

Foto: kawanet http://www.flickr.com/photos/u-suke/5946332719/
Foto: kawanet
http://www.flickr.com/photos/u-suke/5946332719/

El miso, es una pasta fermentada de soja, que se elabora mediante un proceso largo y laborioso, en China y Japón desde hace muchos siglos.

Como su nombre indica, miso, “ fuente de sabor” en japonés, es un condimento que se usa para añadir sabor a las comidas; Se puede agregar a salsas, vinagretas, adobos, en sopas, cremas o caldo, incluso untar en el pan de bocadillos y sándwiches.
Resulta un alimento muy práctico, en sopas basta con echar una cucharadita de miso por plato o taza, el caldo debe estar muy caliente para que se disuelva, pero nunca hay que hervirlo ya que perdería sus propiedades.
Es un alimento muy nutritivo, rico en proteínas, enzimas, minerales como magnesio, hierro, calcio y vitaminas A, E y del grupo B.

Como muchos productos fermentados, mejora la digestión, beneficia la flora intestinal, aumenta la vitalidad y fortalece el sistema inmunitario. Pero si queremos que conserve todas sus propiedades es importante que no esté pasteurizado.

Es un buen depurativo, incluso hay estudios que aseguran que es capaz de eliminar sustancias radioactivas de nuestro cuerpo. Además, tomado regularmente ayuda a prevenir el cáncer.

También favorece la lactancia materna, aumentando la calidad y cantidad de la leche, tomando unas dos sopas de miso al día.

No es aconsejable para quienes tengan que limitar en su dieta el consumo de sodio, debido a que en su elaboración se usa gran cantidad de sal marina.

Hay muchos tipos de miso, ya que se les añade otros granos como cebada, trigo, trigo sarraceno, mijo, centeno, arroz, etc. Además estas variantes también dependen del tiempo que haya sido fermentado. Los más conocidos son:

Hatcho miso, compuesto únicamente por granos de soja. Presenta un sabor más fuerte y mayor contenido en proteína.

Mugi miso, está elaborado con soja y cebada. Tiene un sabor más suave y aromático.

Genmai miso, elaborado con soja y arroz integral. Es uno de los más nuevos en el mercado.

Kome miso, está hecho con soja y arroz blanco y tiene un sabor más dulce.

Facebooktwittergoogle_pluspinteresttumblrmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *