El panga, un pescado muy contaminado.

Panga
Foto: by-panga

En los últimos años, el consumo de pescado panga ( pangasius hypophthalmus) se ha disparado en España y toda Europa. La importación de panga a Europa crece sobre el 60% anual.
Se consume en hogares, hospitales, comedores escolares y en residencias de ancianos.
Es un pescado de carne blanca y jugosa, que no contiene espinas, apenas presenta grasa y además es muy económico.
Procede de granjas acuícolas asiáticas, principalmente del río Mekong de Vietnam, uno de los ríos más contaminados de nuestro planeta.
El panga es un pescado de baja calidad nutritiva, no contiene apenas Omega 3 ni otros nutrientes esenciales y además va cargado de  mercurio, antibióticos, bacterias, arsénico y pesticidas, debido a la superproducción intensiva en un medio altamente contaminado.

Su importación está prohibida en países como Noruega, Japón y Estados Unidos.
En España, aunque tras varios análisis de este pescado se hayan encontrado tóxicos como la Trifluoralina, un herbicida prohibido en Europa, altas concentraciones de Mercurio y bacterias como listeria monoytogenes y Vibrio Cholerae ( responsable del cólera ), no se ha prohibido su importación, ya que las cantidades de los tóxicos están dentro de la legalidad y las bacterias bien cocinadas se pueden eliminar.
La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recomienda no comerlo más de una vez por semana.
No hay que olvidar que el mercurio es un veneno para el sistema nervioso y que es acumulativo.
Deben de evitarlo sobretodo las mujeres embarazadas, madres lactantes y niños.

Facebooktwittergoogle_pluspinteresttumblrmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *