El seitán, rico en proteínas de alta calidad

Foto: Lía Lozano
Foto: Lía Lozano

El seitán es un producto derivado de la proteína del trigo y se obtiene separando esta proteína ( gluten) del almidón y del salvado, mediante un proceso de amasado, lavado y cocción.
A diferencia de otras carnes vegetales, su elaboración casera es fácil y económica. Requiere pocos ingredientes; harina de trigo, agua, salsa de soja y alga kombu.
La combinación de estos tres alimentos, hace del seitán una proteína de alta calidad; contiene todos los aminoácidos esenciales y además no presenta grasas saturadas.
También podemos encontrarlo a la venta en grandes supermercados, herbolarios o centros de dietética.

Se puede cocinar como la carne; rebozado y frito, en estofado, sopas, en parrilladas, etc y puede mezclarse y acompañarse con casi todos los alimentos vegetales; cereales, legumbres, verduras, pasta, algas, hierbas aromáticas y especias.
No es recomendable combinado con dulces de ningún tipo ( incluido fruta y edulcorantes), ya que dificultaría su absorción.

Es un alimento muy reconstituyente, perfectamente asimilable y digestivo.
Tiene una textura y sabor que suele gustar a los niños. Se puede empezar a comer a partir de los siete meses, con la precaución de tenerlo en remojo en agua fría durante unos 30 minutos para desalarlo un poco, proceso del que podemos prescindir a partir del año.
Podemos comerlo de 3 a 5 veces por semana, en las comidas incluso en los desayunos.
La proteína vegetal es menos concentrada que la animal, así que quizás necesitemos más cantidad para saciarnos.
Lo pueden comer todas las personas excepto alérgicos e intolerantes al gluten.

Facebooktwittergoogle_pluspinteresttumblrmail

Un comentario en “El seitán, rico en proteínas de alta calidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *