La berenjena, diurética y digestiva

Foto: Falstaf http://www.flickr.com/photos/99926934@N00/6028696310/
Foto: Falstaf
http://www.flickr.com/photos/99926934@N00/6028696310/

La berenjena es una hortaliza de la misma familia que el tomate y la patata. Se cree que es originaria de Asia tropical.
Hoy se cultivan en abundancia en el sur de Europa, sobretodo España e Italia. También en regiones de clima cálido de América.
Es rica en agua y pobre en glúcidos, lípidos y prótidos.
Es un alimento interesante para aquellos que quieren adelgazar y en la dieta de los diabéticos, pues sacia sin aportar apenas azúcares. Además es muy diurética y antioxidante.

Presenta, aunque un bajo nivel, de vitaminas A, C y del grupo B y sin embargo destaca su alto contenido en fósforo y calcio. Es un alimento muy alcalinizante, posee un 55% de sales minerales básicas.

De la misma manera que muchas hortalizas de su familia, las solanáceas, sus partes verdes contienen alcaloides que pueden resultar tóxicos, así que es aconsejable evitarlas.
Consumidas en crudo son muy indigestas, sin embargo cocida o asada es fácil de digerir, incluso apropiada en problemas estomacales e intestinales, en este caso mejor quitar la piel.

Cocinada con muy poca grasa, estimula la función hepatobiliar, y además es muy favorable en problemas de artrosis y gota.
Según la medicina tradicional oriental, es un alimento de naturaleza fresca y dulce. Elimina la retención de sangre y alivia el dolor estomacal y diarreas producidas por el exceso de calor.

Facebooktwittergoogle_pluspinteresttumblrmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *