La fruta, mejor de temporada

Foto por Sanutri

La fruta junto con las verduras son los alimentos más importantes de nuestra dieta. Debemos comerlos cada día, ya que nos proporcionan muchas vitaminas y minerales.
Aproximadamente el 90 % de la fruta es agua y el 10% restante se compone básicamente de hidratos de carbono (fructosa), ácidos orgánicos, fibra, sales minerales y vitaminas, especialmente A, C, gran parte del grupo B y bioflavonoides o vitamina P.

Es recomendable comer de 3 a 5 piezas de fruta al día y que sean de temporada, ya que la naturaleza es sabia y en cada estación del año aporta lo que necesita el organismo dependiendo del clima, además de ésta manera podemos evitar comer frutas que han estado sometidas a cámaras de refrigeración que ralentizan los procesos de deterioramiento  pero no sus propiedades o frutas que se recolectan prematuramente para que no se estropeen durante el trayecto y poder conservar su buen aspecto para después exponerlas a un proceso de maduración.


Según la temporada en la que estemos podemos encontrar:

  • Primavera: Albaricoque, cerezas, fresas, fresones, bananas y nísperos.
  • Verano: Albaricoques, cerezas, ciruelas, fresas, grosellas, brevas, ciruelas, melocotones, melones, peras, sandías, uvas y piñas.
  • Otoño: Granadas, manzanas, melones, peras, bananas, uvas, membrillos y caquis.
  • Invierno: Bananas, naranjas, limones, piñas, manzanas, mandarinas, pomelos y chirimoyas.

La fruta tiene numerosas propiedades; aporta de forma rápida energía al organismo y gracias a la gran cantidad de agua que contiene nos ayuda a mantenernos hidratados y a eliminar toxinas. Además presenta antioxidantes que previenen de enfermedades del sistema nervioso, cardiovasculares e incluso cáncer. Es rica en fibra, por lo que ayuda a regular el intestino y a evitar el extreñimiento.

En los últimos tiempos el gusto por la fruta en los niños ha sido sustituido por dulces y pasteles sobretodo industrializados. Actualmente en muchos colegios se están haciendo campañas para informar de las propiedades de la fruta y fomentar su consumo. Pero también debemos iniciar la educación desde casa, de la siguiente manera:

  • Dar ejemplo a nuestros hijos y mostrar que comemos fruta.
  • Dejar que los niños participen en la compra.
  • Colocar las frutas a la vista y tenerlas a mano por si entra hambre.
  • Prepararla de manera atractiva en dados, brochetas, macedonias, combinando colores atractivos, haciendo batidos, sorbetes y helados naturales o añadiéndolas al yogur.

Facebooktwittergoogle_pluspinteresttumblrmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *