La importancia de un desayuno saludable

Foto: Neomar

El desayuno es la comida más importante, ya que va seguido de muchas horas de sueño en las cuales no ingerimos ningún alimento.

Una vez despertamos necesitamos aporte energético para reactivar muchas funciones cerebrales que están adormecidas.

Los nutrientes básicos para cumplir con este objetivo son las vitaminas, hierro, zinc y el calcio entre otros minerales.

 

Un desayuno completo y equilibrado va ligado a un mejor rendimiento físico y psíquico.
Con ello conseguimos que los niños tengan una mayor capacidad de concentración en la escuela, piensen con rapidez, presten más atención y se comuniquen mejor.

Los niños con edad escolar que no desayunan correctamente antes de ir al colegio, suelen tener problemas de aprendizaje y bajo rendimiento, mostrándose cansados e incluso nerviosos.

Para conseguir un desayuno saludable se aconseja:

  • Que el desayuno incluya lácteos, fruta y cereales integrales sin azúcares añadidos, procurando variar cada día.
  • Se debe eliminar la bollería industrial y los azúcares simples como las cremas de chocolate, los zumos de frutas embasados, las mermeladas, etc.
  • Sustituir las grasas saturadas como mantequilla y margarinas, por grasas poliinsaturadas como aceite de oliva extra virgen.
  • Se puede incluir alguna proteína como jamón dulce, jamón de pavo, queso fresco o de vez en cuando jamón serrano.
  • Dividir el desayuno en dos comidas, una principal y una a media mañana.

Es muy importante realizar el desayuno de forma relajada y en compañía de la familia.

En este vídeo Rubén Bravo, naturópata y nutricionista del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), nos explica muy bien los fundamentos de un desayuno saludable.

Facebooktwittergoogle_pluspinteresttumblrmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *