Las habas, ayudan a prevenir la depresión postparto

Foto: Lía Lozano
Foto: Lía Lozano

Las habas son una hortaliza en vainas que pertenece al grupo de las leguminosas.
Su temporada va de enero a junio.
En otros tiempos se ha consumido de forma habitual como legumbre seca, pero hoy día es más común su uso como verdura, quizás porque disponemos de otras legumbres que no precisan ser peladas.

Cuando son muy tiernas se pueden consumir las vainas, que se hierven enteras como si fuesen judías verdes.
Las semillas tiernas se comen crudas y son ideales en ensaladas y platos cocinados; guisos, cremas, sopas, etc.
Si las comparamos con el resto de verduras, son muy ricas en proteínas e hidratos de carbono de liberación lenta, por lo que aportan mucha energía.
También presentan mucha fibra, favoreciendo el tránsito intestinal y previniendo el estreñimiento.

Destaca su contenido en vitaminas del grupo B, indispensables para el crecimiento, y minerales como magnesio y zinc.
El magnesio es regenerador celular y equilibrante psíquico, pues es necesario para que la glándula pituitaria trabaje correctamente. Una carencia de magnesio puede producir un exceso de secreción de adrenalina por parte de las suprarrenales y causar hiper irritabilidad.
El zinc se necesita para el desarrollo y el funcionamiento del cerebro y del sistema nervioso.
A todo esto se suma el contenido de L-dopa ( o levodopa) que presentan las habas, un aminoácido a partir del cual elaboramos dopamina, sustancia del cerebro que regula el estado de ánimo.

Con todo esto, podemos decir que las habas son un buen alimento para combatir los altibajos de energía y de estado de ánimo, sobretodo durante el embarazo y postparto.

Además de estas vitaminas y minerales, poseen aunque en menor medida: hierro, calcio, selenio, potasio y vitaminas A y C.

Según la medicina tradicional china, las habas son de naturaleza caliente y sabor dulce. Fortalece el bazo y elimina la humedad, Está indicada en trastornos digestivos y edemas.

Facebooktwittergoogle_pluspinteresttumblrmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *