Los aditivos químicos pueden provocar alergias e hiperactividad infantil

Foto: Slightly everything
Foto: Slightly everything

Los alimentos que son procesados industrialmente, además de ser empobrecidos en cuanto vitaminas, enzimas y minerales, se les añade sustancias químicas o aditivos.
Estos aditivos sirven para conservar las características del alimento durante más tiempo o para mejorar su aspecto, sabor, olor o consistencia.
Los niños son más vulnerables a estos aditivos que los adultos, ya que su sistema inmunitario no está completamente desarrollado.
Hay estudios que relacionan la ingesta de aditivos alimentarios con enfermedades alérgicas e hiperactividad en niños.
Los efectos negativos que se presentan con mayor claridad son; escasa depuración del hígado y riñones, intoxicación, debilitamiento orgánico, posibles tumores y sobretodo alergias.
Se han asociado con la hiperactividad en niños, los alimentos y bebidas que contienen; E102-104, E110, E120, E122, E123, E124, E127, E132, E133, E150, E151, E210, E211, E220, E250, E251, E320, E321. Los más peligrosos son el E127 que interfiere con la actividad de la glándula tiroides y los E122, E133 y E151 que son los principales sospechosos de producir hiperactividad infantil.

Los colorantes Azoicos, son muy perjudiciales; E102, E 110, E123, E124, E154, E155.
La Tartracina o E102 es de los más utilizados, sobretodo para teñir la paella de amarillo.
Estos colorantes se suelen usar en refrescos, purés, sopas, snacks, pastelería industrial, helados, caramelos, golosinas, mermeladas, batidos y galletas entre otros productos.
No causan reacciones alérgicas directas, pero sí potencian las alergias a otras sustancias.

También se añaden a muchos alimentos consumidos habitualmente por niños, adultos y embarazadas; conservantes, gelatificantes, estabilizantes, emulsionantes, colorantes y aromatizantes, de los cuales muchos son altamente tóxicos, interfieren en el correcto desarrollo y crecimiento e incluso son cancerígenos.
En los Países Nórdicos están prohibidos la gran mayoría de colorantes sintéticos, en Estados Unidos actualmente se permiten 9 y en España 23.
Existen un gran número de aditivos alimentarios que se usan en España y que están prohibidos en otros países por su elevada toxicidad.

Facebooktwittergoogle_pluspinteresttumblrmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *