Los dátiles, un alimento muy energético

Foto: Lía Lozano
Foto: Lía Lozano

Los dátiles han sido cultivados durante mucho tiempo en regiones orientales y han constituido la base de la alimentación de los nómadas del desierto.
Aún hoy día se mantiene esta situación, aunque se han mejorado las condiciones de cultivo, el cual se ha extendido a otros muchos países.
Tienen un alto contenido en glúcidos, además presentan vitaminas del grupo B que facilitan su asimilación, lo que les confiere un gran valor energético, siendo ideales para deportistas, estudiantes y niños.
Es una opción muy natural para sustituir golosinas que solo aportan energías vacías de muy corta duración y que además debilitan el organismo.
También destacan por su gran contenido en fibra que ayuda al correcto tránsito intestinal.
No se consideran una fuente importante de proteínas, aunque contienen una buena cantidad de ellas.
Carecen prácticamente de lípidos, en cambio hay que señalar su buen contenido en minerales, entre los que destacan el potasio, fósforo y calcio.
Otros minerales presentes aunque en menor cantidad, son el sodio, magnesio, cobre, hierro y manganeso.
Estos minerales son indispensables para el correcto desarrollo de tejidos, músculos, huesos, dientes y el organismo en general. Así que los dátiles son muy beneficiosos sobretodo para los niños, adolescentes y embarazadas.
Además se recomiendan como remedio en enfermedades intestinales y del estómago que van unidos a inapetencia, en alteraciones del hígado, en anemias y en el estreñimiento.
No deben ser consumidos en caso de diabetes, obesidad y en las enfermedades gástricas que cursan con hiperclorhidia.

Facebooktwittergoogle_pluspinteresttumblrmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *