Mercurio y otros metales pesados en el pescado

Foto: FreeCat
Foto: FreeCat

El pescado, uno de los alimentos más saludables en cuanto a nutrientes, por desgracia hoy día es uno de los más contaminados.
Puede ser sustituido completamente en nuestra dieta por alimentos de origen vegetal (son los presentan menos toxinas). Pero si no queremos descartarlo, debemos consumirlo en una proporción adecuada.

El pescado acumula mercurio y otros metales pesados, además de dioxinas, bifeniles policlorados, difenil éteres polibromados, arsénico, cadmio, etc.
Estos tóxicos no se eliminan, los vamos acumulando en nuestro organismo, y aunque a corto plazo no representen ningún peligro, a la larga pueden provocar muchas enfermedades graves; cáncer, alteraciones del sistema hormonal, reproductor o inmunológico.

El mercurio es un metal pesado que contamina el agua, una vez en contacto con esta se transforma en metilmercurio. Este se bioacumula en los peces en cadena; los peces depredadores más grandes son los que contienen mayor nivel de mercurio, llegando a alcanzar cantidades muy peligrosas.

Los pescados que contienen mayor índice de metilmercurio son: lucio, tiburón, pez espada, lucioperca, barracuda, atunes grandes ( los enlatados suelen ser pequeños), vaina y aguja.

El mercurio es un veneno para el sistema nervioso, puede ser causa de irritabilidad, insomnio, temblores musculares. También alteraciones en las encías, infecciones intestinales, daño en las células germinales afectando a la descendencia.

Deben tener especial cuidado con la ingesta de pescado que pueda contener un alto nivel de metilmercurio: las mujeres embarazadas,  durante el período de lactancia y los niños.

El metilmercurio se absorbe mediante la placenta, y la leche materna, impidiendo el correcto desarrollo cerebral y del sistema nervioso.

Los pescados pequeños presentan menos cantidad de metilmercurio, siendo recomendables la sardina, anchoa, atunes pequeños, lenguado, mero, besugo, pescadilla, gallo y caballa pequeña.
No hay que olvidar que el mercurio se acumula y que estos pescados aunque en menor grado también lo contienen.

Facebooktwittergoogle_pluspinteresttumblrmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *