Tartracina, un colorante artificial de uso común

Foto: Benjieordonez
Foto: Benjieordonez

La tartracina, es un colorante artificial de color amarillo, utilizado desde 1916. Forma parte del grupo de los azoicos, acusados de provocar reacciones alérgicas y trastornos en el comportamiento de los niños.

Aparece en las etiquetas de los productos con el código E102 ( Unión Europea)  y amarillo 5 o yelow 5 ( FDA- USA).

Puede llegar a producir tos espasmódica, asma, rinitis alérgica, picores, edema, urticaria, trastornos del sueño e hiperactividad.

Este colorante, al llegar al torrente sanguíneo, produce la liberación de histamina sin llegar a activar el sistema inmunológico, así que en muchas ocasiones, no se observan síntomas de alergia, pero sí cambios de humor, ansiedad o irritabilidad, sobretodo en niños.

También puede alterar los espacios sinápticos entre las neuronas del cerebro, provocando falta de concentración, cefalea, somnolencia o hiperactividad.

Está presente en refrescos, purés instantáneos, pastillas de caldos, pescados, yogures, caramelos, chicles, gominolas, patatas fritas, aperitivos, repostería, cereales para el desayuno, sopas instantáneas, pastas, zumos, flanes, gelatinas, galletas, derivados cárnicos ( embutidos y salchichas), conservas, vegetales, helados y medicamentos.

Además se utiliza habitualmente en la cocina casera como cómodo y económico sustituto del azafrán (hay quien lo llama erróneamente azafrán).
Según las autoridades sanitarias, las dosis permitidas de este colorante en cada producto son inocuas, pero deberíamos tenerlo en cuenta, dado que se consume a través de muchos productos e incluso es de uso común.

Desde el punto de vista nutritivo, los colorantes no son necesarios, solo se añaden para aumentar el atractivo de los alimentos. Así que deberíamos plantearnos si realmente necesitamos que el arroz ( por ejemplo) sea amarillo intenso, sabiendo que ponemos en riesgo nuestra salud y sobretodo la de nuestros hijos. Podemos dar un poco de color a las comidas con especias naturales como el azafrán, pimentón, cúrcuma, curry, etc.

Foto: http://www.flickr.com/photos/benjieordonez/343942777/

Facebooktwittergoogle_pluspinteresttumblrmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *