Albaricoques para combatir la anemia

Foto: Juan Antonio Capó

La temporada del albaricoque es entre mayo y septiembre.
Es una fruta que contiene pocos hidratos de carbono y mucha agua, así que su aporte energético es bajo a comparación de otras frutas.
Debido a que tiene una gran cantidad de fibra, su consumo ayuda a combatir el estreñimiento, sobretodo los albaricoques secos (orejones).


Es rico en Hierro y magnesio, por lo que es muy beneficioso durante el embarazo y para personas con tendencia a padecer anemia.
Posee propiedades antioxidantes debido a su alto contenido de beta-caroteno. El beta-caroteno se transforma en vitamina A en nuestro organismo según lo necesite. La vitamina A es esencial para la piel, el cabello, la vista, las mucosas, los huesos y para el correcto funcionamiento del sistema inmunológico.

También contiene vitamina C, E y del grupo B, por lo que es interesante en casos de estrés, cansancio y decaimiento.
Además contribuye en la prevención de enfermedades cardiovasculares, degenerativas y de cáncer.

Deben de comerse muy maduros, pues de lo contrario resultan indigestos.
Para saber si están maduros hay que fijarse en que contengan aroma y un color naranja intenso.

Facebooktwitterpinteresttumblrmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.