Lenteja roja, ideal para bebés

Foto: Lía Lozano

Es una lenteja suave, pequeña y de color anaranjado que destaca por riqueza en proteínas y su alto grado de digestibilidad.
Es originaria de Asia, siendo India uno de los mayores productores y consumidores debido a su gran aportación proteínica, bajo coste y fácil elaboración, teniendo en cuenta que gran parte de la población es vegetariana.
Su consumo cada día es más extendido por otros países del mundo gracias a sus propiedades.


Contiene grandes cantidades de vitaminas B1, B3 y B6 y minerales como hierro, potasio o
zinc. Nos aporta mucha energía ya que proporciona hidratos de carbono y además son muy bajas en grasa.

Es recomendable consumirlas junto con cereales como el arroz, para aportar la carencia que tienen las lentejas de un aminoácido esencial llamado metionina, y de ésta manera formar un plato con una fuente de proteínas similares a las de origen animal.

Su tiempo de cocción es similar al del arroz blanco, y no precisan tenerlas en remojo previamente. Al cocinarse no conservan su forma, se deshacen fácilmente, con lo que son ideales para hacer purés y cremas.

La lenteja roja y la judía azuki son las mejores opciones a la hora de introducir legumbres en la dieta del bebé, por su suave textura, dulzor y fácil digestión.

Facebooktwitterpinteresttumblrmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.