Los aditivos químicos pueden provocar alergias e hiperactividad infantil

Foto: Slightly everything
Foto: Slightly everything

Los alimentos que son procesados industrialmente, además de ser empobrecidos en cuanto vitaminas, enzimas y minerales, se les añade sustancias químicas o aditivos.
Estos aditivos sirven para conservar las características del alimento durante más tiempo o para mejorar su aspecto, sabor, olor o consistencia.
Los niños son más vulnerables a estos aditivos que los adultos, ya que su sistema inmunitario no está completamente desarrollado.
Hay estudios que relacionan la ingesta de aditivos alimentarios con enfermedades alérgicas e hiperactividad en niños.
Los efectos negativos que se presentan con mayor claridad son; escasa depuración del hígado y riñones, intoxicación, debilitamiento orgánico, posibles tumores y sobretodo alergias.
Se han asociado con la hiperactividad en niños, los alimentos y bebidas que contienen; E102-104, E110, E120, E122, E123, E124, E127, E132, E133, E150, E151, E210, E211, E220, E250, E251, E320, E321. Los más peligrosos son el E127 que interfiere con la actividad de la glándula tiroides y los E122, E133 y E151 que son los principales sospechosos de producir hiperactividad infantil.

Los colorantes Azoicos, son muy perjudiciales; E102, E 110, E123, E124, E154, E155.
La Tartracina o E102 es de los más utilizados, sobretodo para teñir la paella de amarillo.
Estos colorantes se suelen usar en refrescos, purés, sopas, snacks, pastelería industrial, helados, caramelos, golosinas, mermeladas, batidos y galletas entre otros productos.
No causan reacciones alérgicas directas, pero sí potencian las alergias a otras sustancias.

También se añaden a muchos alimentos consumidos habitualmente por niños, adultos y embarazadas; conservantes, gelatificantes, estabilizantes, emulsionantes, colorantes y aromatizantes, de los cuales muchos son altamente tóxicos, interfieren en el correcto desarrollo y crecimiento e incluso son cancerígenos.
En los Países Nórdicos están prohibidos la gran mayoría de colorantes sintéticos, en Estados Unidos actualmente se permiten 9 y en España 23.
Existen un gran número de aditivos alimentarios que se usan en España y que están prohibidos en otros países por su elevada toxicidad.

Facebooktwitterpinteresttumblrmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.